STATEMENT

STATEMENT

Mi vida es el tiempo y el lenguaje fragmentado. Es un pensamiento circular, perenne en mi búsqueda de comunicación. El miedo al olvido, la autodestrucción y el devenir trágico. La memoria, su identidad y su pérdida, tanto obligada como involuntaria; el LENGUAJE, el hecho de seguir respirando e inventando nuevos recuerdos. Si bien es un trabajo biográfico, es plenamente extensible a cualquier espectador o testigo. Imágenes y textos que desean metabolizar el instante, que aportan informaciones visuales a una velocidad vertiginosa capaces de modificar lo visto en nuestra memoria, ya que adoptan nuevas identidades al transformar sus capacidades narrativas. Del cambio de nuestro futuro. Olvidar la existencia, incluso de haberla vivido. La tentativa de abrir un diálogo con el tiempo, conociendo  de antemano el resultado de la derrota. Una memoria y una identidad personal y colectiva preparada para su disolución. ¿Qué nos quedará?